lunes, 10 de noviembre de 2008

La murga de la virgencita

Subido a Youtube por el usuario

sábado, 8 de noviembre de 2008

jueves, 6 de noviembre de 2008

martes, 21 de octubre de 2008

Hablando de la libertad

"Para mi Sólo recorrer los caminos que tienen corazón, cualquier camino que tenga corazón. Por ahi yo recorro, y la unica prueba que vale es atravesar todo su largo. Y por ahi yo recorro mirando, mirando, sin aliento."

Don Juan

Las enseñanzas de Don Juan

Carlos Castaneda

miércoles, 15 de octubre de 2008

Santiago Feliu

Mi mujer esta sensible

lunes, 13 de octubre de 2008

miércoles, 8 de octubre de 2008

Benedetti en la voz de Serrat + Miguel Hernandez







Menos tu vientre,

todo es confuso.

Menos tu vientre,

todo es futuro fugaz,

pasado baldío, turbio.

Menos tu vientre,

todo es oculto.

Menos tu vientre,

todo inseguro,

todo postrero,

polvo sin mundo.

Menos tu vientre,

todo es oscuro.

Menos tu vientre

claro y profundo.



Miguel Hernández

Pink Floyd


The great gig in the sky

domingo, 5 de octubre de 2008

martes, 23 de septiembre de 2008

lunes, 22 de septiembre de 2008

La chicana - Nos tenemos que ir

El destino lo inventas vos, no te niegues nada...

domingo, 21 de septiembre de 2008

Bob Marley- Natural mystic

There's a natural mystic Blowing through the air ...

martes, 16 de septiembre de 2008

lunes, 15 de septiembre de 2008

sábado, 13 de septiembre de 2008

viernes, 12 de septiembre de 2008

jueves, 11 de septiembre de 2008

martes, 9 de septiembre de 2008

lunes, 8 de septiembre de 2008

La colilla de cigarro por Leonardo Boff




"Todo Puede convertise en símbolo"









Era el once de agosto de 1965, en Munich, Alemania. Allà afuera las flores explotaban en los parques y se asomaban sonrientes por las ventanas. Son las dos de la tarde. El cartero me trae la primera carta de mi patria. Con el corazón en un puño, la abro. Me escribe toda la familia. Presiento un misterio: «Querido: ya estarás en Munich cuando leas esta carta. A diferencia de otras, ésta te trae una noticia alborozada. Dios nos ha pedido, pocos días después de tu partida, un tributo de fe y de amor. Nos ha mirado uno a uno, y ha escogido para sí al más preparado, a nuestro querido padre. Querido: Dios no se lo ha llevado de entre nosotros, sino que lo ha puesto más entre nosotros. Papá no se ha marchado, sino que llegó. Ha dejado el espacio, para entrar, definitivamente, en nuestro espacio, para poder estar presente contigo en Alemania, con Waldemar en EEUU y con Ruy y Clodovis en Bélgica». La muerte era saludada como hermana y como forma de comunión para unir a la familia, dispersa en cuatro países. En la avalancha de lágrimas, no dejaba de haber una serenidad profunda: mirimos para resucitar, para expandir nuestra comunicación.

Al día siguiente me di cuenta de que en el sobre de la carta que anunciaba la muerte había una señal de vida: una colilla amarillenta de cigarro. Era el último que había fumado mi padre, omentos antes de que un infarto fulminante lo liberada de esta cansada existencia.



A partir de entonces, esa colilla de cigarro ya no es una colilla de cigarro. Es un símbolo. Guardada en un frasquito, su color típico y su olor fuerte hacen que todavía esté encendido en mi vida. Hace presente la figura del padre, que ahora ya es un arquetipo familiar de valores que apreciamos. En su tumba escribimos: «De su boca lo escuchamos, de su vida lo aprendemos: quien no vive para servir, no sirve para vivir».

¿Por qué cuento todo esto? Para rescatar la dimensión simbólica que cada día se está perdiendo más y más. ´Si perdemos la visión simbólica, se cierran las ventanas del alma y se pierde la magia de las cosas. Si nos damos cuenta, a los símbolos los cristianos los llaman sacramentos. Nacen de la vida diaria, del juego que se establece entre el ser humano y el mundo. Ante las cosas, primero sentimos estrañeza, después las domesticamos y por fin nos habituamos a ellas. En ese juego, las cosas y nosotros cambiamos, porque nuestra mirada ha cambiado. La colilla de cigarro puede ser mirada desde fuera, como un objeto neutro. Es el mirar de la ciencia. Ésta analiza el tabaco, el humo, el nivel de nicotina y concluye que, como colilla, no tiene ningún valor. Pero podemos mirarla desde dentro, desde lo que significa para mí por causa de mi padre. Entonces se convierte en un sujeto, pues me recuerda y me habla. ¡Adquiere un valor incalculable! Se convirtió en un símbolo. Siempre que una realidad del mundo, sin dejar de ser lo que es (colilla de cigarro), evoca otra realidad diferente de ella (mi padre), asume la función de símbolo. Todo puede convertirse en símbolo. Depende de nuestra mirada. Si insertáramos las cosas en nuestras experiencias, ellas no dejan de ser cosas, pero se convierten en símbolos que hablan.

Esa actitud hoy es urgente si queremos conservar los árboles, los animales, los paisajes, y así salvar la Tierra. Importa no sólo utilizar las cosas, sino sentirlas y amarlas. Entonces ellas se hacen únicas. Y cuidaremos de ellas. Son sacramentales.
Nuestras casas están llenas de símbolos: las lentes de la abuela, una flor seca de un antiguo amor, una nota de la persona amada. Si encantamos todas las cosas a nuestra vez, nuestro mundo quedará encantado y también bien cuidado.



http://www.servicioskoinonia.org/boff/





jueves, 4 de septiembre de 2008

viernes, 29 de agosto de 2008

miércoles, 27 de agosto de 2008

lunes, 25 de agosto de 2008

"Jugaste, fichaste, reíste, lloraste, ganaste, perdiste, y ahí vas"

El mar de los Sargazos es una extensa parte del Atlántico Norte cuyas aguas, en una determinada época del año, se cubren de algas -los sargazos- de manera tal que impiden la navegación. "Los navegantes se pierden y quedan varados entre los sargazos, atascados durante meses, hasta que su tripulación perece de hambre y de sed." La que aporta el relato es Poli, la "ondina curadora", como se la nombra en este disco, y tercera pata de Patricio Rey. "Es una gran contadora de historias, una gran narradora", agrega Skay, y dice que, también, fue ella la que lo ayudó a terminar de darles forma a las letras del disco. El mar es, también, la vida, el camino. El disco está lleno de aguas y viajes. Y el mar de los Sargazos, con sus peligros y sus misterios podría ser también una metáfora de la situación que están atravesando. “Después de haber tenido y tener todo –dice Poli-, fue decidir ir hacia lo pequeño. Estando en el océano, meterse de vuelta en un mar embravecido, lleno de obstáculos.”





Destino




Divinidad ciega. Hija del caos y de la noche, a la que estaban sujetas las demás divinidades. Los cielos, la tierra , el mar, los infiernos, todo estaba bajo dominio y nadie podía cambiar sus resoluciones. El mismo Zeus, que hubiera querido salvar a Patroclo , tuvo que examinar su destino, que no conocia. Al ver en unas balanzas que el platillo de la muerte pesaba más que el de la vida, se vio obligado a abandonarlo a su fatal porvenir.

Era creencia común que los destinos estaban escritos desde el principio de los tiempos, en un lugar donde solo los dioses podían ir a consultarlos. Las tres parcas eran los ministros, encargadas de cumplir con las órdenes de esta divinidad


Diccionario de Mitología abreviado de Michael Danneels

viernes, 22 de agosto de 2008

miércoles, 20 de agosto de 2008

lunes, 18 de agosto de 2008



“La humanidad también se contagia”


Entrevista con Miguel Grinberg, ecologista, pensador, poeta y protagonista de la cultura alternativa de las últimas cuatro décadas en la Argentina y las Américas.
Por Ignacio Escribano
“Generalmente, el lector o el oyente pasa la mayor parte del tiempo tratando de discernir desde qué lugar le están hablando, desde qué ideología, partido político, poder adquisitivo, religión… ¿es homosexual?, ¿es pagano? Para mí, es vital crear una sociedad en la cual se practique no la unanimidad, sino el diálogo de las diferencias. Pero soy optimista. En un mundo que tiende a ser patéticamente estéril también se vislumbran verdaderos chispazos de fertilidad. De lo contrario, no seguiría escribiendo, traduciendo, haciendo programas de radio...”
Miguel Grinberg se expresa desde su ceñido bunker literario-intelectual, donde pilas y más pilas de libros y revistas han terminado de apoderarse de las hornallas de la cocina, de una heladera, de un corredor y hasta del piso del baño. Allí, entre pilas de eclecticismo, toda “tierra firme” funciona como anaquel.
El ser humano posee dones especiales pero no se encuentra por encima de la naturaleza: es parte de ella”, dice este poeta y escritor de 67 años, calmoso, quien tras haber trabajado 10 años en Kenia -de donde conserva magnánimos recuerdos de sus amigos negros, de su espiritualidad y de la manera en que preservan el medio ambiente- bien podría haberse vuelto un animista africano. Pero no.
Criado en el seno de una familia judía, Grinberg -padre de dos hijos brasileros y casado desde hace 23 años- cuenta que con el tiempo se sintió enormemente atraído por el cristianismo: “Tuve el privilegio de ser amigo de un gran hombre del siglo XX, el padre Thomas Merton, que me permitió visitarlo en su monasterio trapense, en Kentucky, y entablar así una relación personal; por otra parte, la herramienta que yo buscaba de meditación me la dio, invitado por otro amigo, Allen Ginsberg, el budismo tibetano en el instituto Naropa, en Colorado. También me cautivó el sufismo islámico, los rollos del Mar Muerto y los esenios, donde ya no se sabe donde termina el judaísmo y empieza el cristianismo… Hoy puedo decir que soy naturalmente ecuménico”.
Grinberg, fundador de la revista Mutantia y creador de la holodinamia, un tipo de meditación basada en sonidos, aclara que la suya no es una diversidad simultánea: “He tenido ciclos. Con mi primera revista literaria, Eco Contemporáneo, en los ´60, todo era poesía; después pasé a crítico cinematográfico, y luego a realizador de programas de rock y publicista de cine para Hollywood. Más tarde, trabajé en la órbita de las Naciones Unidas en el tema de medio ambiente. En fin. Pero siempre fui un testigo crítico de la realidad argentina. Además, he viajado mucho, por lo que siento que estoy en condiciones de tener perspectivas muy contrastantes”.
Como si todo ese cambalache de intereses y vivencias fuera poco, Grinberg deja deslizar, no sin algo de picardía, que su cuñado, salesiano, es obispo de la Iglesia Católica en Brasil y, su tío, vicario de la Iglesia Ortodoxa de San Pablo.
-Borges hablaba de un yo plural y de una sola sombra. ¿No se siente un tanto así?
-No se me había ocurrido. Qué interesante. Y desconcertante también, porque el yo es por naturaleza singular. La pluralidad la dicta el coro que nos rodea; desde esa interacción surge un juego de espejos muy particular. Una vez recibí una carta de Allen Ginsberg, en la que me escribía: “Hoy cumplo 50 años; es como cumplir 15 pero con espejos”. De todas maneras, uno elige el personaje que desea entre las muchas posibilidades. Y desde un punto de vista de la búsqueda espiritual uno trata de no dejarse comer por la sombra.
-En su libro La generación “V” habla de “vivir poéticamente”. ¿A qué se refiere?
-Cuando se creó el servicio militar obligatorio, nuestro país estaba inmerso en una situación caótica, donde era necesario alfabetizar a muchos habitantes del interior e inmigrantes; era necesario crear conciencia nacional. La milicia hacía ese trabajo pedagógico. De carácter compulsivo, pero necesario en aquel momento. Hoy ya no se trata de crear una unanimidad conceptual a través de la nacionalidad, la cultura o de ese tipo de palabras que suelen usarse con mayúsculas. Hay fenómenos de la historia de la humanidad -como el canibalismo o el incesto- que, salvo en condiciones anormales o patológicas, ya han sido superados. Otros aún no.
-¿Cuáles son los grandes desafíos para la humanidad?
-Uno es la superación del instinto homicida. Todo el siglo XX fue una antología del espanto humano. El segundo punto es que ya no se puede seguir hablando de una educación o de una formación uniforme y universal.
-¿Cómo cree que debería ser la educación?
-Particularizada, ya que cada uno de nosotros nace con un potencial y con dones muy definidos: el aprendiz no es un recipiente para llenar sino una lámpara para encender. Y, en este sentido, los procesos de masificación son una enorme plaga contrapuesta y negativa. Por eso, y vuelvo al espíritu de la década del ´60 -en la cual vivíamos apuntalándonos en la poesía propia y ajena-, el tema consiste en concebir la vida como una obra de arte.
-¿Sin separar entre individuo y artista?
-De ningún modo. En nuestra sociedad está, por un lado, el que pinta, hace cine, canta, escribe libros o actúa; el resto son los espectadores. La sociedad humana no puede dejar de concebir a cada uno de los individuos que la componen como una verdadera obra de arte.
-¿Cree realmente que la vida como obra de arte es hoy una posibilidad?
-Todo lo contrario. Hoy se vive una espantosa dictadura de la vulgaridad, que genera toda esa gama de trastornos mentales, emocionales y de convivencia que llenan las páginas de los informativos. Así, el hombre-masa se solidifica y pasa a ser irracional, lentamente emotivo, antiindividual y destructivo. En estos dos últimos siglos de materialismo exacerbado se ha pasado por alto el hecho de que no somos seres destinados a existir como consumidores, contribuyentes o combatientes…
-Hablando de combatientes, ¿cuáles son las grandes epopeyas que tenemos por delante?
-Una es obvia: la estación espacial internacional que se está construyendo, y desde la cual se podrá salir a la aventura espacial con mucha más facilidad. La otra es la introspectiva, la que se esfuerza por ampliar el área de la conciencia.
-Y como especie humana: ¿En cuál de las dos aventuras hemos llegado más lejos?
-El viaje hacia el exterior es y va a ser exclusivo para especialistas: astronautas, científicos, técnicos y militares. Con respecto a la epopeya introspectiva, creo que cada día hay más personas que, de manera intuitiva y espontánea, sienten que su estilo de vida les está robando la inocencia junto con el verdadero sentido de haber nacido. Yo todos los años participo de los congresos holísticos internacionales que se realizan en Brasil. Actualmente hay una corriente de ejecutivos, dentro del Banco Mundial, que realizan encuentros de debates espirituales sencillamente porque sienten que su vida está incompleta. Estos congresos tienden a recibir auspicio económico de grandes compañías brasileñas o filiales de compañías trasnacionales. Es alentador ver que del lado de “los poderosos” también hay un cambio de conciencia y un despertar espiritual.
-Ya que menciona la inocencia perdida, ¿qué le sugiere la siguiente frase: “De chico tuve que interrumpir mi educación para ir a la escuela”?
-Lo dijo Mark Twain. Lamentablemente, lo que hoy llamamos educación no es más que capacitar a los chicos para un mundo que ya no existe. Pero en el reverso de esa imagen hay otra anécdota. A Thomas Alva Edison -uno de los inventores más geniales de todos los tiempos- las maestras lo devolvieron a su madre con la excusa de que era retardado…
-Con Einstein, en esa línea, hay anécdotas similares…
-Y con tantos otros. Una de las fallas más grandes de nuestra educación es que se ocupa, con todo derecho, de los derechos de los diminuidos física e intelectualmente, pero no se ocupa de los superdotados que sufren tanto o más que los deficientes.
-¿Qué es un superdotado?
-Un niño que consigue mantener incólumes sus talentos naturales a pesar de sus maestros.
-Algo que nada tiene que ver con el famoso IQ, o coeficiente intelectual, ¿o sí?
-No, no tiene nada que ver con el coeficiente intelectual ni con la posibilidad de hacer los quebrados más rápidos que los demás.
-¿Y qué sería una persona inteligente?
-Depende desde dónde se mire. Si se mira en el sentido de utilidad de la corporación transnacional, un tipo inteligente es el que permite que en el balance de fin de año se hallan ganado muchos más millones de dólares que en el año anterior.
-¿Y desde una mirada espiritualmente más evolucionada?
-Desde esa óptica, un ser inteligente es aquel que consigue ser él mismo de acuerdo a su naturaleza y lleva, además, ese proceso evolutivo hasta sus últimas consecuencias.
-¿Podría mencionar algunos ejemplos que encajen en ésta última categoría?
-Bueno, los autores sobre los cuales he escrito o traducido: el Maestro Eckhart, Thomas Merton, Edgar Morin, Ken Wilber, el poeta persa Jalal al-din Rumi, William Blake…
-Ahora, más allá de que además hayan podido ser poetas, escritores, filósofos o pensadores, hay un tinte decididamente místico en casi todos ellos. En el contexto del misticismo, ¿qué rol juega el intelecto?
-Es un recurso natural que se usa en el abordaje racional de los fenómenos y que permite, a la manera del radar, construir itinerarios. Yo, como intelectual, lo utilizo del mismo modo que el capitán de un barco utiliza el cielo, las estrellas o la brújula. Ahora, cuando medito, trato de detener todos los discursos que la mente fabrica sin cesar. El trabajo introspectivo del meditador consiste en aquietar el torbellino mental. Por eso, en el budismo zen se habla de alcanzar la no-mente.
-¿No cree que el concepto de la no-mente da lugar a malas interpretaciones?
-Ese silencio interior al cual aspira el meditador no significa renunciar al intelecto sino que, a la hora de sumergirse en las aguas profundas de su ser, lo hace completamente desprovisto de salvavidas. Meditar es el arte de entregarse. Uno aprende a nadar no porque conquista las aguas sino porque aprende a acompañarlas. Y para esto es preciso alivianarse, soltar lastre; de lo contrario te hundís. El otro día vi una película de origen hindú, Samsara. En una escena, el lado frontal de una piedra preguntaba: “¿Cómo hace una gota de agua para mantenerse como tal, sin secarse o evaporarse?” Y cuando el monje la da vuelta, lee: “Se sumerge en el océano”. En el mundo no se practica ese tipo de enseñanzas; todo lo contrario, cada uno termina encerrado dentro de un frasquito. Y por eso tenemos grandes colecciones de frasquitos y poca humanidad.
-¿Qué lugar le daría a la meditación dentro de la escuela o la pedagogía en general?
-En estos momentos, la meditación se enseña en muchos establecimientos pedagógicos, incluso en la Argentina. Yo espero que vayamos incrementando el quórum de las personas que tratan de afinar la propia vida como si fuera un instrumento. En una de esas, por contagio y por seducción pueda llegar a contagiar a los demás. Y la humanidad también se contagia.
-¿Cuál es el rol fundamental del intelectual contemporáneo?
-Hoy, el intelectual, en lugar de dejarse atormentar por todo lo que no funciona en la sociedad contemporánea, tendría que poner mucho más énfasis en la divulgación de nuevos caminos posibles, de los aciertos de quienes están en condiciones de marcarnos los claros, los tesoros ocultos y los verdaderos significados de nuestro papel en la vida.
-¿Hay ejemplos concretos?
-Abundan. En la literatura, en el cine, en la música… Hay una cantidad de individuos que están dando grandes pasos en pos de un modo diferente de ser humanos.
-¿Diferentes en qué sentido?
-Con mayor intensidad, transparencia, compromiso, solidaridad, autonomía…
-Conceptos muy lindos pero algo abstractos…
-Sí, pero cuando uno los aplica en la vida cotidiana, dejan de ser ideas y se convierten en vivencias. En estos tiempos, el intelectual tiene la rara oportunidad de asumirse como una especie de “radar” mental a fin de captar aperturas hacia realidades -individuales y sociales- inéditas.
-¿Por qué dice “rara oportunidad”?
-Porque la cultura actual se encuentra en una etapa de descomposición, y así como la Edad Media fue un torbellino que dividió los tiempos entre la Edad Antigua y la Edad Moderna, ahora atravesamos un territorio “intermedio”, que dejó de ser “posmoderno”. Al igual que el artista, el intelectual tiene tres opciones: denunciar, enunciar (o sea, describir conceptos desde la ética o la estética), o anunciar rumbos. Me atrae esta última posibilidad. Y desde ella, insisto en que la sociedad del mañana deberá concebirse como una obra de arte.
-¿No tiene la sensación de que a veces el propio ego termina siendo la principal preocupación de muchos intelectuales?
-Bueno, hay intelectuales que generalmente disertan para escucharse a sí mismos. Y debo reconocer que muchos de ellos producen disertaciones no menos que magníficas pero absolutamente estériles.
-William Blake, a quien usted tanto admira, escribió: “Quién piensa y no obra, engendra peste”. ¿Dónde entra el intelectual en esas palabras?
-La persistencia de la crítica negativa es una manera de bloquear el advenimiento de lo contrario. Un amigo mío, poeta, cuando leyó por primera vez esa frase de Blake, dijo: “Quien no piensa y obra, también engendra peste”. Entonces, cuando el intelectual es al mismo tiempo humano, ya no tiene miedo al ridículo.
-Pero el miedo al ridículo es directamente proporcional al tamaño del ego.
-Sí, pero no hay nada que yo pueda hacer con el ego ajeno. A duras penas puedo hacer algo con el mío, y tratar de que no entorpezca en mi vida.
-En este aspecto, ¿cómo ha influido la psicología, que tanto insiste con la reivindicación del yo como una entidad permanente, no transitoria e independiente?
-La mayoría de la psicología no hace más que aplacar los conflictos, a fin de que la persona siga desempeñándose como un engranaje eficaz en la maquinaria que lo va a terminar de destruir, más de lo que lo ha destruido hasta ese momento. Con los años me he sentido atraído por la psicología transpersonal que, en cierta forma, amalgama lo espiritual y lo psicológico en un mismo aliento. Esto tiene un parentesco con lo que fue la psicología del hombre sano, de Abraham Maslow, que apuntaba a desarrollar los núcleos positivos de las persona, en lugar de quedarse atascado en los aspectos negativos o patológicos.
-¿Le preocupa la fuga de cerebros de la que tanto se habla?
-No es un tema que me haya preocupado mucho. Tengo muchos amigos poetas que se han ido de la Argentina y que han constituido su familia en otros lugares y que siguen escribiendo hermosas poesías. Y, de la misma manera, hay mucha gente que emigró de otra parte y está haciendo lo que deben hacer entre nosotros. Claro, se preocupan con razón los que dicen lo que cuesta formar un graduado universitario para que después se vaya a ejercer en otra parte. Pero la culpa no es del graduado universitario sino de la falta de oportunidades de nuestro país.
-Otro tema en los que usted insiste es en que las ciudades tienen que volverse verdes.
-Sí, no quiero dejar de lamentar que en nombre del progreso se sigan asfaltando y llenando de concreto los paisajes. Nuestra ciudadanía no está concientizada desde un punto de vista ecológico ni espiritual.
-¿Por qué hace referencia a la ecología y a lo espiritual simultáneamente?
-Porque la raíz etimológica Oikos, del griego, que quiere decir “morada”, sirve para crear tanto la ciencia ecológica como la palabra ecuménico, que es la morada universal dentro de la cual pueden convivir todas las religiones. El grueso de la gente sufre una suerte de mutilación espiritual; es decir, está convencida de que el poder adquisitivo exacerbado es la vía para llegar a triunfar en la vida. Vamos a tener que seguir padeciendo algunos tsunamis y algunas otras catástrofes análogas para darnos cuenta que, como decían algunos indios norteamericanos, el dinero no se puede comer. Sin embargo, por primera vez en la historia, el último Premio Nobel de la Paz lo ganó una mujer africana, mi amiga Wangari Matai, que al mismo tiempo es la primera ecologista. Con lo cual vemos que, en cierta medida, estamos avanzando en la dirección apropiada.
-¿Cuándo habla de espiritualidad habla también de religión?
-No tienen nada que ver una con la otra; la religión se apoya en el dogma y la espiritualidad en la inmensa generosidad del universo.
-¿Qué cree que sucederá con las religiones?
-Mucha gente necesita la religión. Colin Wilson, un pensador contracultural británico dijo, y yo coincido, que la religión es un bastón para el camino. Y hay gente que necesita un apoyo al caminar.
-Por último: ¿cómo vive su rol de intelectual del siglo XXI?
-Como una suerte de cronista de un nuevo mundo posible. Y dado que la mente humana es una especie de timón, como intelectual me predispongo a expandir el área de mi conciencia, a orientarme hacia experiencias de plenitud, a soltar lastres de prejuicios y cobardías, y a proponer el ejercicio de una solidaridad conceptual y espiritual donde cada cual logre ofrecer lo mejor de su naturaleza.

Indio Solari : Homenaje a las Madres de Plaza de Mayo

sábado, 16 de agosto de 2008

Piazzolla loco, loco, loco



(11 de marzo de 1921 - 4 de julio de 1992)







-Viendo todo lo que usted pone cuando toca, se ve que el corazón le quedó diez puntos.


-Diez puntos, claro. Si lo tuviera siete puntos me tiro al tacho de la basura.


-Usted , realmente , no se mide cuando empieza a tocar.


-Ni cuando voy a pescar en Punta del Este tampoco . Yo no la voy con los pescaditos para la cacerola: tiburones o nada.


-Anoche , cuando se mandó con Escualo , ¿No se le fue la mano? Lopez Ruiz por poco suelta la guitarra para abrazarlo.


-Ése no suelta el bajo ni aunque la sala se incendie.


-Justamente, el escenario era como un incendio.


-Si no hay fuego no hay música, y mejor uno se dedica a vender pororó.


-¿Hay algún tema que lo sacuda especialmente?


-Mirá, si un tema no me sacude especialmente yo no me tomo el trabajo de cambiarme los calzoncillos para hacer la función.


-Eso está claro, pero siempre uno tiene temas que por alguna misteriosa razón nos conmueven un poquito más.


-La ultima curda. Yo cuando me meto con La última curda tengo que tener mucho cuidado , porque me cago encima.


-¿Se animaría a definir con tres palabras a Troilo?


-Con una : tango.


-¿Cómo tocaba Troilo y cómo toca usted?


-El gordo tocaba. Yo no toco.


-¿Cuál sería la diferencia?


-El gordo acariciaba las teclas, apenas. Yo no podría tocar como él: yo me saco ampollas: yo le meto los dedos hasta las tripas al bandoneón. A mi me dicen gato, pero el gato era él. El gordo con la música te hablaba despacito, al oído. Yo no bajo del alarido.


-Usted, con el bandoneón ¿que vendría a ser?


-Un tigre, qué se yo, un perro bulldog. No , mejor un tigre. Un tigre que hace una semana que no come.


-Por ahí se dice que usted, con su música, es un orgasmo.


-Un orgasmo, pero infinito, un orgasmo que quiero que nunca se acabe.


-¿Se imagina algún día retirado de esto?


-Mirá, en cuanto yo vea que me pongo jovato, me empiezo a dejar las uñas.


-¿Para?


-Ja. Debieras darte cuenta: para rascarme las venas.


-¿Las venas?


-Sí, las venas por el lado de adentro. Antes que venga el guadañazo del final quiero sacarme la última gota de música. Yo no entrego el rosquete, al cajón no me meten si antes no me rasqué hasta la última, pero te digo, la última gota de música.



Reportaje de Rodolfo Braceli del Libro Argentinos en la Cornisa Editorial Aguilar








Señor
recibe a esta muchacha conocida en toda la Tierra con el nombre de
Marilyn Monroe,
aunque ése no era su verdadero nombre(pero Tú conoces su verdadero nombre, el de la huerfanita violada
a los 9 años
y la empleadita de tienda que a los 16 se había querido matar)
y que ahora se presenta ante Tí sin ningún maquillaje
sin su Agente de Prensa
sin fotógrafos y sin firmar autógrafos
sola como un astronauta frente a la noche espacial.
Ella soñó cuando niña que estaba desnuda en una iglesia (según
cuenta el Times)
ante una multitud postrada, con las cabezas en el suelo
y tenía que caminar en puntillas para no pisar las cabezas.
Tú conoces nuestros sueños mejor que los psiquiatras.
Iglesia, casa, cueva, son la seguridad del seno materno
pero también algo más que eso...

Las cabezas son los admiradores, es claro
(la masa de cabezas en la oscuridad bajo el chorro de luz).
Pero el templo no son los estudios de la 20th Century-Fox.
El templo -de mármol y oro- es el templo de su cuerpo
en el que está el Hijo del Hombre con un látigo en la mano
expulsando a los mercaderes de la 20th Century-Fox
que hicieron de tu casa de oración una cueva de ladrones.
Señor
en este mundo contaminado de pecados y de radiactividad,
Tú no culparás tan sólo a una empleadita de tienda
que como toda empleadita de tienda soñó con ser estrella de cine.
Y su sueño fue realidad (pero como la realidad del tecnicolor).
Ella no hizo sino actuar según el script que le dimos,
el de nuestras propias vidas, y era un script absurdo.

Perdónala, Señor, y perdónanos a nosotros
por nuestra 20th Century
por esa Colosal Super-Producción en la que todos hemos trabajado.
Ella tenía hambre de amor y le ofrecimos tranquilizantes.
Para la tristeza de no ser santos
se le recomendó el Psicoanálisis.
Recuerda Señor su creciente pavor a la cámara
y el odio al maquillaje insistiendo en maquillarse en cada escena
y cómo se fue haciendo mayor el horror
y mayor la impuntualidad a los estudios.

Como toda empleadita de tienda
soñó ser estrella de cine.
Y su vida fue irreal como un sueño que un psiquiatra interpreta y archiva.

Sus romances fueron un beso con los ojos cerrados
que cuando se abren los ojos
se descubre que fue bajo reflectores
¡y se apagan los reflectores!
Y desmontan las dos paredes del aposento (era un set cinematográfico)
mientras el Director se aleja con su libreta
porque la escena ya fue tomada.
O como un viaje en yate, un beso en Singapur, un baile en Río
la recepción en la mansión del Duque y la Duquesa de Windsor
vistos en la salita del apartamento miserable.
La película terminó sin el beso final.

La hallaron muerta en su cama con la mano en el teléfono.
Y los detectives no supieron a quién iba a llamar.
Fue
como alguien que ha marcado el número de la única voz amiga
y oye tan solo la voz de un disco que le dice: WRONG NUMBER
O como alguien que herido por los gangsters
alarga la mano a un teléfono desconectado.

Señor:
quienquiera que haya sido el que ella iba a llamar
y no llamó (y tal vez no era nadie
o era Alguien cuyo número no está en el Directorio de Los Ángeles)
¡contesta Tú al teléfono!

Ernesto Cardenal

jueves, 14 de agosto de 2008



De las tres transformaciones

Friedrich Nietzsche


Tres transformaciones del espíritu os menciono: cómo el espíritu se convierte en camello, y el camello en león, y el león, por fin en niño.
Hay muchas cosas pesadas para el espíritu, para el espíritu fuerte, paciente, en el que habita la veneración: su fortaleza demanda cosas pesadas, e incluso las más pesadas de todas.
¿Qué es pesado? así pregunta el espíritu paciente, y se arrodilla, igual que el camello, y quiere que se le cargue bien.
¿Qué es lo más pesado héroes? así pregunta el espíritu paciente, para que yo cargue con ello y mi fortaleza se regocije.
¿Acaso no es: humillarse para hacer daño a la propia soberbia? ¿Hacer brillar la propia tontería para burlarse de la propia sabiduría?
¿O acaso es: apartarnos de nuestra causa cuando ella celebra su victoria? ¿Subir a altas montañas para tentar al tentador ?
¿O acaso es: alimentares de las bellotas y de la hierba del conocimiento y sufrir hambre en el alma por amor a la verdad?
¿O acaso es: estar enfermo y enviar a paseo a los consoladores, y hacer amistad con sordos, que nunca oyen lo que tú quieres?
¿O acaso es: sumergirse en agua sucia cuando ella es el agua de la verdad, y no apartar de si las frías ranas y los calientes sapos?
¿O acaso es: amar a quienes nos desprecian y tender la mano al fantasma cuando quiere causarnos miedo?
Con todas estas cosas, las más pesadas de todas, carga el espíritu paciente: semejante al camello que corre al desierto con su carga, así corre él a su desierto.
Pero en lo más solitario del desierto tiene lugar la segunda transformación: en león se transforma aquí el espíritu, quiere conquistar su libertad como se conquista una presa, y ser señor en su propio desierto.
Aquí busca a su último señor: quiere convertirse en enemigo de él y de su último dios, con el gran dragón quiere pelear para conseguir la victoria.
¿Quién es el gran dragón, al que el espíritu no quiere seguir llamando señor ni dios? Tú debes se llama el gran dragón. Pero el espíritu del león dice yo quiero.
Tú debes le cierra el paso, brilla como el oro, es un animal escamoso, y en cada una de sus escamas brilla áureamente el ¡Tú debes!.
Valores milenarios brillan en esas escamas, y el más poderoso de todos los dragones habla así: todos los valores de las cosas -brillan en mí.
Todos los valores han sido ya creados, y yo soy -todos los valores creados. ¡En verdad, no debe seguir habiendo ningún 'Yo quiero!'. Así habla el dragón.
Hermanos míos, ¿para qué se precisa que haya el león en el espíritu? ¿Por qué no basta la bestia de carga, que renuncia a todo y es respetuosa?
Crear valores nuevos -tampoco el león es aún capaz de hacerlo: mas crearse libertad para un nuevo crear- eso si es capaz de hacerlo el poder del león.
Crearse libertad y un no santo incluso frente al deber: para ello, hermanos míos, es preciso el león.
Tomarse el derecho de nuevos valores -ése es el tomar más horrible para un espíritu paciente y respetuoso. En verdad, eso es para él robar, y cosa propia de un animal de rapiña.
En otro tiempo el espíritu amó el tú debes como su cosa más santa: ahora tiene que encontrar ilusión y capricho incluso en lo más santo, de modo que robe el quedar libre de su amor: para ese robo se precisa el león.
Pero decidme, hermanos míos, ¿qué es capaz de hacer el niño que ni siquiera el león ha podido hacerlo? ¿Por qué el león rapaz tiene que convertirse todavía en niño?
Inocencia es el niño, y olvido, un nuevo comienzo, un juego, una rueda que se mueve por sí misma, un primer movimiento, un santo decir sí.
Sí, hermanos míos, para el juego del crear se precisa un santo decir si: el espíritu quiere ahora su voluntad, el retirado del mundo conquista ahora su mundo.
Tres transformaciones del espíritu os he mencionado: cómo el espíritu se convirtió en camello, y el camello en león, y el león, por fin, en niño. --

Así habló Zaratustra. Y entonces residía en la ciudad que es llamada: La Vaca Multicolor. Friedrich NietzscheTrad. A. Sanchez Pascual, Alianza Editorial

miércoles, 13 de agosto de 2008

lunes, 11 de agosto de 2008

Atahualpa Yupanqui


Mercedes Sosa







Luego de un ensayo la Negra y Milton y algunos músicos y quien esto escribe cenamos en un restaurante de la Costanera. En dos oportunidades Milton le pregunta a Mercedes por una grabación que ella hizo no hace mucho de un tema suyo. Está ansioso y no lo disimula. Ella le dice: Tengo un casete, después lo escuchás en mi auto.


Al auto de Mercedes subimos seis. Voy adelante, entre ella y Milton. Apenas sube Milton reclama el casete .Mercedes le dice : No te apurés Milton...¿y si no te gusta? Pero él insiste: yo quiero escuchar, yo quiero escuchar...




El casete empieza a deslizar " María, María", en la voz de la Negra. Milton se inclina para estar más cerca del sonido.
Nuestro auto deja la zona del aeroparque, gira hacia los bosques de Palermo. Al llegar a un cruce ferroviario muy poceado Mercedes frena, pero el caso es que el auto se para, y el motor se apaga en un gran bache. Quedamos justo en medio de las vías.


No sabemos qué ha pasado. Miramos a derecha e izquierda. y por la derecha, allá lejos, asoma la luz de un tren.
Mercedes, increíblemente, larga una carcajada. Dos de los que viajan atrás se asustan.¡Allá viene el tren! Mercedes acciona el contacto.¡Allá viene el tren!. Milton sube la música casi al maximo.¡Allá viene el tren! El motor suena de nuevo, primera y salimos con esfuerzo del terrible bache. Mercedes dice la puta que los parió, lindo lugar para quedarnos, y reanuda su carcajada.



Milton sigue ahí, escuchando su tema enarbolado por la voz de Mercedes.



Lo escucha una vez. Y lo pone dos veces más. Siempre en silencio, sin hacer el menor comentario.Hasta que apartándome se zambulle sobre Mercedes y la besa entusiasmado...¡Celestial! ¡celestial! ¡celestial! repite hasta que llegamos al hotel donde se hospedan los brasileños.


Cuando bajamos pregunto:



-Milton,¿te diste cuenta de lo que nos pasó con el auto?



-Quedamos en un pozo.



-¿Viste que el tren venía a lo lejos?




-Vi el foco del tren viniendo.



-Si no salíamos enseguida, moríamos todos, Milton.
-Todos moríamos, sí.


-¿Y por qué pusiste la música más fuerte en tan feo momento?



-Porque si la muerte nos alzaba, a mí me iba a encontrar siendo el hombre más feliz de la tierra...Muerte perfecta: estaba escuchando a Mercedes cantando mi canción








Fragmento del libro de Rodolfo Braceli Mercedes Sosa La negra Editorial Sudamericana 2003






Palabras para Julia


( Paco Ibañez)


subido a Youtube por el usuario papilincito





Vuelvo al Sur,

como se vuelve siempre al amor,

vuelvo a vos,con mi deseo,

con mi temor.

Llevo el Sur,

como un destino del corazón,

soy del Sur,

como los aires del bandoneón.

Sueño el Sur,

inmensa luna, cielo al reves,

busco el Sur,

el tiempo abierto, y su después.

Quiero al Sur,su buena gente, su dignidad,

siento el Sur,

como tu cuerpo en la intimidad.

Te quiero Sur,

Sur, te quiero.

Vuelvo al Sur,

como se vuelve siempre al amor,

vuelvo a vos,con mi deseo, con mi temor.

Quiero al Sur,

su buena gente, su dignidad,

siento el Sur,

como tu cuerpo en la intimidad.

Vuelvo al Sur,

llevo el Sur,

te quiero Sur,te quiero Sur...




Letra: Fernando "Pino" Solanas

Música: Astor Piazzolla




































viernes, 8 de agosto de 2008

Como los bueyes Almafuerte

Oswaldo Guayasamin
pintor ecuatoriano






Como los Bueyes




Ser bueno, en mi sentir, es lo más llano


y concilia deber, altruismo y gusto:


con el que pasa lejos, casi adusto,


con el que viene a mi, tierno y humano.






Hallo razón al triste y al insano,


mal que reviente mi pensar robusto;


y en vez de andar buscando lo más justo


hago yunta con otro y soy su hermano.




Sin meterme a Moisés de nuevas leyes,


doy al que pide pan, pan y puchero;


y el honor de salvar al mundo entero


se lo dejo a los genios y a los reyes:


Hago, vuelvo a decir, como los bueyes,


mutualidad de yunta y compañero.










ALMAFUERTE


Pedro Bonifacio Palacios


Poeta Argentino


Educador Autodidacta


(1854-1917)

jueves, 7 de agosto de 2008

lunes, 4 de agosto de 2008

jueves, 31 de julio de 2008

A la orilla de la chimenea

De la Gira Dos pajaros de un tiro Sabina & Serrat

El cartero de Neruda





La encontró en la habitación expuesta al viento otoñal, la mirada acosada por la oblicua luna llena , la penumbra difusa sobre la colcha , la respiración alborotada.


-¿Qué haces?-Le preguntó

-Estoy pensando.


De un manotazo accionó el interruptor , y la luz agredió su rostro huido.

-Si estás pensando, quiero ver qué cara pones cuando piensas.-Beatriz se cubrió los ojos con las manos-.¡ Y con la ventana abierta en pleno otoño!

-Es mi pieza, mamá

-Pero las cuentas del médico las pago yo. Vamos a hablar claro,hijita.¿Quién es él?

-Se llama Mario

-¿Y que hace?

-Es cartero.

-¿Cartero?

-¿que no le vio el bolsón?

-Claro que le vi el bolsón. Y también vi para qué usa el bolsón. Para meter una botella de vino.

-Porque ya había terminado el reparto.

-¿A quién le lleva cartas?

-A don Pablo.

-¿Neruda?

-Son amigos, pues.

-¿Él te lo dijo?

-Yo los vi juntos. El otro día estuvieron conversando en la hostería.

-¿De qué hablaron?

-De politica.

-¡Ah , además es comunista!

-Mamá, Neruda va a ser presidente de Chile.

-Mijita, si usted confunde la poesía con la política, lueguito va a ser madre soltera.¿Qué te dijo?

Beatriz tuvo la palabra en la punta de la lengua, pero la adobó algunos segundos con su cálida saliva.

-Metáforas.


La madre se aferró a la perilla del rústico catre de bronce, apretándola hasta convercerse de que podía derretirla..


-¿Qué le pasa mamá? ¿Qué se quedó pensando?


La mujer vino al lado de la chica, se dejó desvanecer sobre el lecho, y con voz desfalleciente, dijo:

-Nunca te oí una palabra tan larga. ¿Qué "metáforas" te dijo?

-Me dijo...me dijo que mi sonrisa se extiende como una mariposa en mi rostro.

-¿Y qué más?

-Bueno, cuando dijo eso, yo me reí.

-¿Y entonces?

-Entonces dijo una cosa de mi risa. Dijo que mi risa era una rosa, una lanza que se desgrana, un agua que estalla. Dijo que mi risa era una repentina ola de plata.

La mujer humedeció con la lengua trémula sus labios.

-¿Y qué hiciste entonces?

-Me quedé callada.

-¿Y él?

-¿Qué más me dijo?

-No, mijita ¡Qué más le hizo! porque su cartero además de boca ha de tener manos.

-No me tocó en ningún momento. Dijo que estaba feliz de estar tendido junto a una joven pura, como a la orilla de un óceano blanco.

-¿Y tú?

-Yo me quedé callada pensando.

-¿Y él?

-Me dijo que le gustaba cuando callaba porque estaba como ausente.

-¿Y tú?

-Yo lo miré.

-¿ Y él?

-Él me miró también. Y despues dejó de mirarme a los ojos y se estuvo un lsrgo rato mirándome el pelo, sin decir nada, como si estuviera pensando. Y entonces me dijo "me falta tiempo para celebrar tus cabellos, uno por uno debo contarlos y alabarlos".

La madre se puso de pie y cruzó deñante de su pecho las palmas de las manos, horizontales como los filos de una guillotina.

-Mijita, no me cuente más. Estamos frente a un caso peligroso. Todos los hombres que primero tocan con la palabra, después llegan más lejos con las manos.

-¡Qué van a tener de malo las palabras!- Dijo Beatriz abrazándose a la almohada.

-No hay peor droga que el bla-bla. Hace sentir a una mesonera de pueblo como una princesa Veneciana. Y después, cuando viene el momento de la verdad, la vuelta a la realidad, te das cuenta de que las palabras son un cheque sin fondo. ¡Prefiero mil veces que un borracho te toque el culo en el bar, a que te digan que una sonrisa tuya vuela más alto que una mariposa!

-¡Se extiende como una mariposa - Saltó Beatriz.

-¡Que vuele o que se extiende da lo mismo! ¿Y sabés por qué? Porque detrás de las palabras no hay nada , Son luces de bengala que se deshacen en el aire.

-Las palabras que me dijo Mario no se han deshecho en el aire. Las sé de memoria y me gusta pensar en ellas cuando trabajo.

-Ya me di cuenta. Mañana haces tu maleta y te vas unos días donde tu tía en Santiago.

-No quiero.

-Tu opinión no me importa. Esto se puso grave.

-¡Qué tiene de grave que un cabro te hable! ¡A todas las chiquillas les pasa!

La madre hizo un nudo en su chal.

-Primero, que se nota a la legua que las cosas que te dice se las ha copiado a Neruda.

Beatriz dobló el cuello y miró la pared como si se tratara del horizonte.

-¡No, mamá! Me miraba y le salían palabras como pájaros de la boca.

-Como " pajaros de la boca". ¿Esta misma noche haces tu maleta y partes a Santiago! ¿Sabés cómo se llama cuando uno dice cosas de otro y lo oculta? ¡plagio! Y tu Mario puede ir a dar a la cárcel por andarte diciendo...¡metáforas! Yo misma voy a telefonear al poeta, y le voy a decir que el cartero le anda robando los versos.

-¡Cómo se le ocurre ´ñora, que don Pablo va a andar preocupándose de eso! Es candidato a la presidencia de la Republica, a lo mejor le dan el Premio Nobel, y usted le va a ir a conventillear por un par de metáforas.

La mujer se pasó el pulgar por la nariz igual que los boxeadores profesionales.

--"Un par de metáforas" ¿Te han visto como estás?

Agarró a la chica de la oreja y la trajo hacia arriba, hasta que sus narices quedaron muy juntas.

-¡Mamá!

-Estás húmeda como una planta. Tienes una calentura, que sólo se cura con dos medicinas.. Las cachas o los viajes.-Soltó el lóbulo de la muchacha extrajo la valija desde abajo del catre y la derramó sobre la colcha-.¡Vaya haciendo su maleta!

-¡No pienso! ¡Me quedo!

-Mijita, los ríos arrastran piedras y las palabras embarazos.¡La maletita!

-Yo sé cuidarme.

-¡Qué va a saber cuidarse usted! así como la estoy viendo acabaría con el roce de una uña. Y acuerdese que yo leía a Neruda mucho antes que usted. No sabré yo que cuando los hombres se calientan, hasta el hígado se les pone poético.

-Neruda es una persona seria.¡Va a ser presidente!

-Tratandose de ir a la cama no hay ninguna diferencia entre un presidente, un cura o un poeta comunista. ¿Sabés quién escribió "amo el amor de los marineros que besan y se van. Dejan una promesa,no vuelven nunca más"?

-¡Neruda!

-¡Claro,pu, Neruda! ¿Y te quedas tan chicha fresca?

-¡Yo no armaría tanto escándalo por un beso!

-Por el beso no, pero el beso es la chispa que arma el incendio. Y aquí tienes otro verso de Neruda : " Amo el amor que se reparte, en besos, lecho y pan". O sea, mijita, hablando en plata, la cosa es hasta con desayuno en la cama

-¡Mamá!
Fragmento del Libro El Cartero de Neruda de Antonio Skarmeta

Juguetes Perdidos- Patricio Rey y sus redonditos de ricota


Para Huevo y Natalia


Yira Yira

Carlos Gardel

viernes, 25 de julio de 2008

Violet Hill - Coldplay

Violet Hill

ERA UN LARGO Y FRÍO DICIEMBRE

DESDE LOS TECHOS RECUERDO

HABÍA NIEVE,

BLANCA NIEVE

CLARAMENTE,

RECUERDO DESDE LAS VENTANAS,

ELLOS ESTABAN MIRANDO

MIENTRAS NOS CONGELÁBAMOS ALLÁ ABAJO

CUANDO EL FUTURO ESTA ESTRUCTURADO

POR UN CARNAVAL DE IDIOTAS EN UN SHOW

ES MEJOR MANTENERSE EN PERFIL BAJO

SI ME AMAS..NO ME LO DEJARAS SABER?

ERA UN LARGO Y FRÍO DICIEMBRE

CUANDO LOS BANCOS SE CONVIRTIERON EN CATEDRALES

Y LA NIEBLA SE CONVIRTIÓ EN DIOS

LOS CURAS TOMARON SUS BIBLIAS

Y CARGARON SUS RIFLES

Y LA CRUZ ERA SOSTENIDA EN LO ALTO

ENTIÉRRAME EN HONOR

CUANDO MUERA Y TOQUE EL SUELO

UN AMOR, EN MI HOGAR, SE REVELARÁ

SI ME AMAS..NO ME LO DEJARÁS SABER?

NO QUIERO SER UN SOLDADO

CON EL CAPITÁN DE UN BARCO HUNDIÉNDOSE

CON LA NIEVE, EN LO PROFUNDOENTONCES,

SI ME AMAS..PORQUE ME DEJARÍAS IR?

LLEVE MI AMOR HASTA VIOLET HILL

ALLÍ, NOS SENTAMOS EN LA NIEVE

SIN EMBARGO TODO EL TIEMPO

ELLA ESTABA CALLADA

SI ME AMAS..NO ME LO DEJARÁS SABER?

SI ME AMAS..NO ME LO DEJARÁS SABER?

Vale aclarar que este video no fue creado por la banda sino que fue subido a Youtube por alguien que en base a la letra hizo una edición acorde

Republiqueta Cromagnon

Vacunas de hierro que matan.
Aviones que se despistan trágicamente.
Trenes destrozados.
Autos que corren picadas asesinas.
Motociclistas sin casco.
Rutas sin señalización.
Choferes de micros sin dormir sobre rutas sin señalización.
Esquinas fatales que esperan por un semáforo.
Alcantarillas traicioneras.
Barreras tramposas.
Hamburguesas sospechosas.
Cables sueltos, pelados, mojados, en lugares públicos.
Expedientes que se pierden.
Prófugos que no se buscan.
Justicia sólo de a ratos.
Documentos nacionales de identidad que tardan meses en llegar.
Documentos nacionales de identidad que se compran en cualquier lado.
Puertas de vidrios en escuelas.
Escuelas sin puertas, ni estufas, ni tizas.
Patovicas violentos que no figuran en ningún registro.
Burocracia para plantar un arbolito.
Arboles que se talan impunemente.
Elementos radiactivos que reparten cáncer a los habitantes.
Deposición sin esterilizar de residuos patógenos.
Deshechos industriales que contaminan el agua.
Aguas que se venden.
Barrios sin agua, con 37 grados de calor.
Pueblos inundados.
Cortes de luz sin responsables a la vista.
Estadios de fútbol cuyos alrededores se convierten en trampas mortales.
Trampas en las planillas, en las boletas, en los tickets.
Armas en cualquier mano.
Geriátricos y guarderías en manos de nadie.
Autos contrabandeados.
Discapacitados sin rampas.
Cordillera catamarqueña en venta.
Reservas naturales en venta.
Y un boliche asesino.
Desidia asesina.
185 muertos.
Estamos menos civilizados que el hombre de Cromagnon, menos avanzados, organizados, evolucionados.
Somos la República atada con alambre, hecha de cartón y media sombra, de coimas y negligencias, de piolas, bananas, vivos, langas, cancheros, pistolas, winers. De inspectores sólo de quioscos. De permisos permitidos ineficazmente.
Somos la República en emergencia, sin puertas de emergencia; en llamas, sin matafuegos.
Somos la República en la que una cadena de irresponsabilidades termina en una puerta de salida cerrada con cadena.
Somos la República de los 185 muertos porque sí.
Republiqueta de Cromagnon es tu nombre, Argentina.

Por Mex Urtizberea Para LA NACION

Enrique symns: un virus en tu mente

ENRIQUE SYMNS nació en Lanús, provincia de Buenos Aires. Su presencia aportó una cuota innovadora en revistas como "Eroticón", "Fin de siglo" , "El cazador" y "La Maga" . Fue colaborador especial del diario "Clarín", prosecretario de redacción de "Satiricón", jefe de redacción de "El Porteño", redactor de los diarios "La voz" y "Sur" y creador y director de la mítica "Cerdos y Peces", revista que dejó, hasta el presente, una impronta difícil de superar por su estilo fuera de todo convencionalismo. En Chile, creó la revista "The Clinic". Fue presentador de los shows de Los Redonditos de Ricota, Los Piojos, La Bersuit Vergarabat y Los Caballeros de la Quema. Es autor de los libros: "La banda de los chacales" (Ed.Continente-1987); "Invitación al abismo" (Ed.Espasa Calpe-1995); "Paez" -biografía de Fito Páez- (Ed.Espasa Calpe-1996); "La vida es un bar" (Ed.Cuarto Propio-2002); "La última canción" -biografía del grupo de rock chileno Los tres-(Ed.Aguilar-2003); "El señor de los venenos" (Ed. El cuenco de plata-2004); "En busca del asesino" (Ed.Rovner-2006). Actualmente, junto a Gillespi es uno de los conductores del programa radial “Falso impostor”, que se emite por Rock & Pop.

Poemas De Joaquin Sabina



LXIV
Benditos Malditos I

Para santiago Segura y Luis Alegre

Benditos sean las bajas pasiones

que no se rajan cuando pintan sables,

los labios que aprovechan los rincones

más olvidados, más inolvidables


Bendito sea el libro de la calle,

los viejecitos verdes con petaca,

las medias con costura , qué detalle ,

los quitapenas que dejan resaca,


las marujitas que pierden al bingo,

los descendientes de los animales,

los miércoles con ropa de domingo,


Los adustos, los dandys insolventes,

los justos que parecen subnormales,

los iguales a mí , los diferentes.

LXV
Malditos Benditos I

Malditos sean los bobos con medallas,

los probos ciudadanos , los chivatos,

los candidatos ( cierra la muralla),

los ascetas a dieta de tres platos,


Los ungidos, los lideres en serie,

los que tiran penaltis de cabeza,

los que ignoran la voz de la intemperie,

los que adoran al dios de la certeza.


Malditas sean las muertes naturales,

los que besan a plazos mensuales

y se confiesan en cuatricomía,


las mariposas macho con corbata,

la pétalos de rosa de hojalata,

la vil y escandalosa mayoría


LXVI
Benditos malditos


Para Berri

Benditos sean los ceros a la izquierda,

los vuelos regular tirando a mal,

los de viva el atleti manque pierda,

los que esperan que amaine el temporal,


los quistes de los bronquios del minero,

los tristes que se ríen de la tristeza,

los calvos que se quitan el sombrero

ante la dignidad y la belleza,


los donjuanes sin tierra ni partido,

los castos casanovas descastados,

los que pudieron ser y no han querido,


los benditos malditos desarmados,

los parados sin paro ni despido,

los don nadie, los santos humillados.

Del Libro Ciento volando de catorce Editorial 3 puntos 2002

jueves, 24 de julio de 2008

Los doce Apóstoles

Bill Mollison Primera parte

Video extraido de Youtube del usuario Nature Productions

Bill Mollison (1928, Tasmania, Australia) es un investigador, científico, profesor y naturalista conocido como 'padre de la permacultura', un sistema de diseño integrado desarrollado conjuntamente con David Holmgren que enlaza agricultura, horticultura, arquitectura y ecología, avanzando en su conexión con sistemas económicos, estrategias de acceso a las tierras y sistemas legales para empresas y comunidades. Recibió el premio Right Livelihood Award en 1981 junto con Patrick van Rensburg.


El privilegio de una vida es ser quien uno es.

Joseph Campbell


Lo que tienes que hacer es decir “sí” a la vida, “sí” a todo.

Participa con goce en las penas del mundo.

No podemos curar el mundo, pero podemos decidir vivir en alegría.

Cuando hablamos de arreglar los problemas del mundo, estamos descortezando el árbol que no debemos. El mundo es perfecto. Es un caos. Siempre ha sido un caos. No lo cambiaremos. Nuestro trabajo es enderezar nuestras vidas.


Debemos estar dispuestos a librarnos de la vida que planeamos, para acoger la vida que nos esta esperando.

Hay que librarse de la vieja piel para que pueda salir la nueva. Si nos fijamos en lo viejo nos atascamos. Cuando nos aferramos a cualquier forma corremos peligro de putrefacción.


El infierno es la vida secándose.


Al atesorador, al que en nosotros quiere quedarse, aferrarse, debemos matarlo. Si nos estamos aferrando a la forma ahora, no tendremos la próxima forma.No se puede hacer una tortilla sin romper los huevos: destrucción antes de la creación.


Con la perfección nada puede hacerse.Todo proceso implica romper algo. La tierra debe romperse para producir vida. Si la semilla no muere no hay planta. El pan resulta de la muerte del trigo.


La vida vive de vidas. Nuestra propia vida vive de los actos de otros.


Si vales la vida puedes tomarla.Si vivimos en realidad es por la experiencia de la vida, tanto el dolor como el placer.

El mundo es buen oponente para nosotros. Somos buenos oponentes para el mundo.Las oportunidades de encontrar poderes más profundos dentro de nosotros aparecen cuando la vida parece más difícil.


Negarse al dolor y a la ferocidad de la vida es negarse a la vida.No estamos aquí en tanto no podemos decirle “sí” a todo.El miedo es lo que nos mueve hacia adelante.Si avanzas por la vida siguiendo tu camino los pájaros te cagarán encima. No te molestes en limpiarte.Una mirada humorística a tu situación te da distancia espiritual. El sentido del humor te salva.


La eternidad es una dimensión de aquí y de ahora.Lo divino vive en tí. Vive desde tu centro.Tu deber auténtico es irte de la comunidad para encontrar tu bienaventuranza.


La sociedad es el enemigo, cuando impone sus estructuras sobre el individuo. Sobre el dragón hay muchas escamas. Todas ellas dicen “debes”. Mata al dragón “Debes”. Cuando uno ha matado a ese dragón, uno se vuelve “El Niño”.Rebelarse es seguir la huella de su bienaventuranza, abandonar la casa, empezar la jornada del héroe, seguir su bienaventuranza. Te sacas de encima el ayer, como la serpiente su piel. Sigue tu bienaventuranza.


La vida heroica es vivir la aventura individual.Nada es seguro si se obedece el llamado de la aventura. Nada es excitante si sabes cual será su resultado. Desoír el llamado significa estancamiento.

Lo que no experimentas positivamente, lo experimentas negativamente.Entras al bosque, en el punto más oscuro, y no hay sendero. Donde hay camino o sendero, es un sendero ajeno. No estás en tu propio sendero. Si sigues el camino de otros, no realizarás tu potencial.La meta del viaje del héroe hasta el punto gema, es encontrar esos niveles psíquicos que se abren , abren, abren, y la apertura última del misterio de tu Ser es La conciencia de Buda o del Cristo.


Ese es el viaje; de lo que se trata es de encontrar ese punto quieto en tu mente donde todo compromiso se desvanece.Bajando al abismo es como recuperamos los tesoros de la vida. Cuando tropiezas, ahí está el tesoro. La cueva misma en la que temes entrar resulta ser la fuente de lo que estas buscando. La cosa maldita en la cueva que tanto temes se ha vuelto el centro. Encuentras la gema y ella te lleva.

Si amas lo espiritual no puedes despreciar lo terreno.

El propósito del viaje es la compasión. Cuando has superado los pares de opuestos has llegado a la compasión. El objeto es devolver la gema al mundo, unir las dos cosas. La separación visible en el mundo es secundaria.

Más allá del mundo de opuestos hay una invisible, pero experimentada unidad e identidad en todos nosotros.


Hoy el planeta es el único “grupo de pertenencia”. Debes volver con la bienaventuranza, e integrarte. El regreso es ver el brillo de todo.Sri Ramakrishna dijo: “No busques la iluminación si no buscas como un hombre cuyo cabello esta en llamas busca agua”.Si lo quieres todo, los dioses te lo darán Pero debes estar preparado.La meta es vivir con compostura divina, en pleno gesto de energía, como Dionisios cabalgando el tigre sin ser despedazado.Un pequeño consejo que le daban a un indio americano cuando su iniciación:“Cuando avances en la vida verás un gran abismo. Salta; no es tan ancho como crees”



Reflexiones sobre la vida / Joseph Campbell. Ed Emecé, BsAs, 2001.